Dos hombres fueron víctimas de humillación y comentarios homófobos después de que se compartiera un beso entre ellos en un partido de hockey sobre hielo en Sheffield, Inglaterra.

Luego de que la pareja se besara ante la Kiss Cam, David Simms, Executive & Public Announcer de los Sheffield Steelers, ordenó a seguridad “deshacerse de ellos” ya que consideró que su beso era “repugnante”.

Posteriormente justificó sus comentarios “Tal vez vivo en un mundo diferente. Realmente no puedo entender cómo pude haber ofendido a alguien”, dijo para BBC.

“Pero para los que se ofendieron… la gente que me conoce sabe que no me gusta ofender. Lo siento si lo hice”.

Por su parte, cientos de internautas, entre ellos fans del equipo y miembros de la comunidad LGBT,  han utilizado las redes sociales para expresar su rechazo a las acciones de Simms.